diumenge, 22 de febrer de 2009

Les pensions dels treballadors... per als bancs???

No tienen bastante. Pretenden que el fondo de pensiones -es decir, el salario diferido de los trabajadores retenido por el Estado- también sirva para que la banca sanee sus cuentas.

El fondo de pensiones –nada más y nada menos que 56.000 millones de euros— es reclamado por la patronal bancaria para que le aporte financiación. El gobierno del PSOE ya resolvió aportar 150.000 millones de euros de dinero público para la banca. Ahora destinará también una parte del fondo de pensiones, es decir, del salario diferido de los trabajadores que, en lugar de dedicarlo a subir las míseras pensiones como debería ser su destino natural, se destinará a financiar al parasitario capital bancario.

El fondo de pensiones se constituyó con el argumento de que, en el futuro, el gasto de pensiones aumentaría hasta tal punto que no podría ser afrontado. Un argumento a todas luces falso: hay dinero para lo que interesa (financiar a la banca, reducir la fiscalidad al capital…). Ahora ese dinero –que pertenece a los trabajadores, no en vano es salario diferido retenido— se transferirá también a la banca a través de la compra de deuda (bonos y obligaciones) que le permitan salir del atolladero en que se han metido con sus ruinosos negocios especulativos, mientras se seguirá insistiendo en que las pensiones futuras no están garantizadas y, por lo tanto, se requiere una nueva reforma de las pensiones…

Otra gran farsa para justificar una política de trasvase masivo de rentas del trabajo a rentas del capital.