dijous, 4 de juny de 2009

Que la ciris no la paguin los rics ni les empreses!

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, dio ayer luz verde a sus ayudas para el sector de la automoción. La fórmula elegida, una devolución del 20% del impuesto de matriculación, beneficia sobre todo a los coches más caros y contaminantes, para los que la ayuda puede llegar a superar los 3.000 euros, mientras que deja al margen los modelos pequeños y ecológicos, exentos de dicho impuesto. Pero, además, la norma publicada ayer por el Gobierno de Aguirre permite que las empresas madrileñas sean beneficiarias de las ayudas, lo que puede hacer que Madrid atraiga las ventas de vehículos de alta gama de otras comunidades.