dimecres, 17 de juny de 2009

Més arquitectura financera: un art postmodern efímer

El Gobierno permitirá dividir en dos los fondos de inversión para gestionar los activos ilíquidos

P. X. S. / D. F. - Madrid - 17/06/2009


El Gobierno intenta aprobar una modificación legal para que las instituciones de inversión colectiva puedan separar los activos líquidos de sus fondos de aquellos más difíciles de vender a corto plazo, para que puedan operar de forma más ágil. La idea se encuentra en una enmienda presentada por el PSOE en el Senado al proyecto de ley que modifica reglas del Mercado de Valores. La ley se debate mañana, jueves, en la Comisión de Economía del Senado y, posteriormente, se aprobará definitivamente en el pleno de la Cámara alta el próximo martes.

La enmienda recoge una petición de la asociación Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones), que ya demandó que se incluyera este tipo de regulación en las leyes de instituciones de inversión colectiva de 2003 y 2005.

"Cuando por circunstancias excepcionales relativas a los instrumentos financieros en los que haya invertido (...) no resulte posible la valoración o la venta a su valor razonable y se deriven perjuicios graves en términos de equidad para los intereses de los partícipes, la sociedad gestora podrá transferir los activos afectados incorporándolos en otra institución de inversión colectiva", propone la enmienda socialista. Un reglamento posterior concretaría la letra pequeña de la escisión.

Con el estallido de la crisis, la presencia de activos ilíquidos en la cartera de un fondo ha supuesto un contratiempo para las gestoras. Ante la avalancha de peticiones de reembolso de los clientes, las sociedades se han visto forzadas a vender los activos más líquidos para devolver el dinero, con lo cual el peso de los activos ilíquidos en la cartera se incrementaba, perjudicando a los partícipes que seguían en el fondo.

Al realizar un side-pocket, nombre con el que se conoce en la jerga bursátil la división en dos de un fondo, las suscripciones y reembolsos se aceptan sólo sobre la parte líquida de la cartera. De forma paralela, los gestores del fondo intentan vender la parte tóxica y devolver el dinero a los clientes a medida que se vayan enajenando esos activos.

Hasta ahora, si los activos ilíquidos no superan el 5% de la cartera, el reembolso se realiza con el valor liquidativo de la parte líquida. Si superan el 5% se toman sólo los activos líquidos, sin incluir en el valor liquidativo de venta la parte tóxica, y la diferencia se hace efectiva cuando se reanude la contratación.



S'enten??? Algu mos ho pot traduir??