dilluns, 18 de juliol de 2011

[...]“No sabes que vives en una jaula ni tampoco que eres un ruiseñor”, escribía en Twitter hace unos días Brontis Jodorowsky. No lo sabes, porque estás enjaulado en tus barrotes mentales y no eres capaz de sentir tus alas; ni siquiera sabes que tienes miedo a volar.[...]
(Part de) Artículo de Concha Barbero, autora de “El don de vivir como uno quiere” y otras obras, advirtiéndonos que se acabó la tregua de la pasividad en la Vida